¿Es necesario que tu hijo tenga su fiesta de color azul y tu hija de color rosa? En fiestas infantiles Sabadell te confirmamos que es una simple convención social. Que, evidentemente, puedes optar por seguir este convenio, o escuchar las voluntades de tus pequeños.

En el siguiente post, fiestas infantiles Sabadell os contaremos la verdadera historia de esta diferenciación entre género y color, ya que no siempre ha sido así.

En primer lugar, cabe resaltar que los colores no tienen nada que ver con la genética sino que es una disposición cultural, el gusto por un color no es genético, sino que es cultural.

Antaño, los recién nacidos no eran identificados con ningún color especifico sino que eran vestidos con colores neutrales, como por ejemplo el blanco. En el siglo XVIII, en la corte francesa, se empezaron a utilizar tonos pasteles como el rosa y el amarillo, pero en ningún momento estos colores definían el género de los niños.

La primera diferenciación entre colores por género tuvo lugar después de la Primera Guerra Mundial, pero en ese entonces el rosa era para los niños y el azul para los niños, ya que el rosa es un color más fuerte y decidido y el azul más delicado y elegante. La concepción que tenemos actualmente, fue por un giro radical que ocurrió después de la Segunda Guerra Mundial, ya que los minoristas decidieron establecer que el rosa sería para niñas y el azul para niños.

Así que si tus hijos no quieren su fiesta infantil de estos colores definidos por la sociedad y cultura, no te preocupes y atiende sus gustos.

Por eso, Festa & Fun te ofrecemos un sitio donde celebrar la mejor fiesta de acuerdo a los deseos y gustos de los más pequeños, y que brinda el apoyo necesario.